MEDALLAS PARA BODEGAS SAN ALEJANDRO EN EL CONCURSO GARNACHAS DEL MUNDO

Medallas de Bodegas San Alejandro en el concurso Garnachas del Mundo

Bodegas San Alejandro ha obtenido dos medallas de oro y una medalla de plata con los tres vinos que presentó al concurso Garnachas del Mundo, celebrado ayer en Perpignan.

Baltasar Gracián Garnacha Viñas Viejas, un vino de gran carácter y expresión varietal, envejecido en barrica durante 10 meses, ha obtenido una MEDALLA DE ORO.

Baltasar Gracián Crianza, un vino elaborado con uvas delicadamente seleccionadas, y envejecido en barrica durante 12, ha obtenido otra MEDALLA DE ORO.

Baltasar Gracián Tinto, el vino joven y afrutado de esta gran familia, ha obtenido una MEDALLA DE PLATA.

Baltasar Gracián Garnacha Nativa, el vino más especial y mimado por su meticulosa y exquisita elaboración, obtuvo el año pasado MEDALLA DE ORO también. Galardón que mantiene ya que su cosecha sigue siendo la misma que obtuvo tal reconocimiento en la pasada edición del Concurso, debido a su largo y cuidado periodo de elaboración hacen que no pueda salir al mercado cada año.

Bodegas San Alejandro con estas tres Medallas de Oro y una Medalla de Plata en el concurso Garnachas del Mundo es la máxima galardonada de todo Aragón y de España.

Recordamos que el año pasado obtuvimos también excelentes resultados como la Gran Medalla de Oro de nuestro vino Baltasar Gracián Garnacha Viñas Viejas 2011, una categoría que este año ha desaparecido, pasando a ser la Medalla de Oro el máximo reconocimiento.

Por lo que respecta al concurso, solo se pueden presentar vinos elaborados con la variedad Garnacha como mínimo en un 60% de su coupage y cuya valoración corre a cargo de un jurado que puntúa y evalúa vinos procedentes de todas las zonas productoras de Garnacha del mundo .

El jurado del concurso son profesionales con una amplia experiencia en el sector y con capacidad de cata. El concurso selecciona al jurado entre los mejores e indiscutibles especialistas en cata de vinos, que están relacionados con el sector por su trabajo en los ámbitos de la producción, venta, comunicación o consumo de vino.

Existe también un presidente del jurado, que se encarga de vigilar que se respete el anonimato absoluto de los vinos, también se encarga de pedir una segunda botella si lo juzga necesario para la cata y además redacta los comentarios de la misma.

Estamos muy felices, supone un reconocimiento muy importante a todo nuestro trabajo y esfuerzo por seguir haciendo vinos con nuestra variedad favorita, la Garnacha. Vinos que nos siguen regalando momentos tan especiales como el que vivimos ayer, al conocer los resultados de este concurso y que siguen cosechando éxitos dentro y fuera de nuestras fronteras.

 

Un abrazo,

Mireia Martínez.