Viñas de Miedes

Los vinos que componen la línea Viñas de Miedes de Bodegas San Alejandro aparecen con la intención de expresar una vertiente más de la dispar geografía y climatología de la zona.

A partir de una combinación de viñedos de fundamentalmente Garnacha, de hasta 35 años se seleccionan parcelas con suelos arcillo calcáreos que permite maduraciones excelentes, expresando mayor frutosidad y produciendo un paladar muy distintivo. Son vinos untuosos, de taninos pulidos y con una frescura peculiar de los contrastes de temperatura que se producen en Miedes de Aragón.

Es la gama dirigida a grandes superficies, alimentación y hostelería y está compuesta por siete vinos diferentes pero todos ellos con unas características muy comunes.

La Marca "Viñas de Miedes" hace referencia a las viñas de la bodega que se sitúan en Miedes.

Son vinos frescos, afrutados y fáciles de beber pero no por ello carentes de estructura.

Esta gama de vinos representa las diferentes partes de la cepa, por ello la llamamos "Colección Morfológica de la Vid". La vid es un arbusto sarmentoso y trepador, constituido por hojas, flores, granos, racimos, sarmientos, raíces... Cada uno de los vinos de la gama Viñas de Miedes representa una de estas partes.

Vino de color amarillo pálido, viváz, con aromas a flores blancas y frutas tropicales. Suave y fresco en el paladar.

Vino afrutado con una excelente combinación de azúcar, acidez y carbónico natural que lo hacen muy agradable en boca.

Color rojo frambuesa con aromas a bayas rojas, moras, fresas, frambuesas... Vivaz, fresco y afrutado.

Color cereza con pinceladas violáceas. Aromas de frutos rojos sobre un fondo mineral y tonos herbáceos.

Elegante y complejo con intensos aromas a café y regaliz procedentes de su crianza de 6 meses en barrica.

Color amarillo pajizo, limpio y brillante. Aromas a melocotón, notas cítricas, flores blancas, pétalos de rosa, notas minerales y melosas y frutos tropicales exóticos.